• Home
  • ¿Qué nos proponemos?

¿Qué nos proponemos?

Hacer el Memorial de periodistas de México.

Este proyecto reunirá los perfiles de 176 casos de periodistas, comunicadores, fotoperiodistas y trabajadores de medios de comunicación víctimas de asesinato y desaparición del año 2000 al 2018.

Los casos surgen del cruce de cuatro bases de datos de organismos no gubernamentales que documentan la violencia contra el gremio: la agencia feminista Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), Artículo 19, Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés).

Nosotras proponemos una narrativa periodística crítica con el discurso oficial: no asumimos estos casos como resultado de la “guerra contra el narcotráfico”.

No eximimos de responsabilidad al gobierno. Los mayores victimarios no están en las filas criminales. Pertenecen a los distintos niveles del aparato de Estado: servidores públicos, cuerpos policiacos y elementos de las Fuerzas Armadas en los gobiernos de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox.

Evitamos usar el “narcolenguaje”: cárteles, ejecuciones, sicarios, levantones, cobro de piso, que apuntalan el discurso de esa “guerra contra el narcotráfico”. Y privilegiamos una perspectiva de género.

No todos los 176 casos tienen que ver con ataques a la libertad de expresión pero expresan las distintas formas de violencia vividas  en el país: estructural, institucional, delincuencial, por razones de género.

No estamos investigando la causa de los crímenes pero sí señalamos su impunidad. Tampoco nos proponemos hacer un santoral. Decidimos mostrar la humanidad de las víctimas con claroscuros, sin juzgarles, ejerciendo con rigor nuestro oficio.

Penguin Random House ha sido aliada importante de este memorial, que en un comienzo se propuso como libro, pero que debido a los tiempos políticos se convirtió en un sitio web. La editorial apoyó su construcción.

Matar a periodistas en México es un acto impune. Como matar a nadie. La ausencia de nuestras víctimas nos suscita dolor, indignación. El perdón es una decisión individual y en todo caso vendrá después de la justicia. Este memorial es nuestro conjuro contra su olvido.